GANADORES DE DESAFÍO PRO BONO 2015 LLEVARON SU EXPERIENCIA A COLOMBIA

GANADORES DE DESAFÍO PRO BONO 2015 LLEVARON SU EXPERIENCIA A COLOMBIA

Tres días estuvieron en Bogotá los alumnos de la Universidad Católica de Valparaíso creadores de “Mi barrio, mis derechos”, el proyecto ganador de Desafío Pro Bono 2015. Acompañados de la directora ejecutiva de Fundación Pro Bono, Carolina Contreras, los estudiantes Paulina Ortiz, Francisca Contreras y Werner Bucarey visitaron cuatro estudios jurídicos de esa ciudad, parte de la Red Pro Bono de Las Américas, para compartir su experiencia en la implementación de su proyecto en Chile.

El viaje, que también incluyó una parada en las oficinas de Pro Bono Colombia, fue parte del reconocimiento que Fundación Pro Bono Chile hace todos los años al equipo ganador, luego de llevar a cabo su proyecto con recursos humanos, materiales y financieros, además de contar con el respaldo de un estudio jurídico, que en esta oportunidad fue Carey&Allende.

“Mi barrio, mis derechos” capacitó y entregó herramientas legales a juntas de vecinos de la Quinta Región, para que pudieran exigir y ejercer sus derechos a participar en la gestión de su comuna. Ello en temas medioambientales, de ornato y organización, entre otros, fortaleciendo así sus capacidades de integración y de negociación respecto a los espacios urbanos en los cuales desarrollan su vida cotidiana.

??????????

“A medida que íbamos realizando las charlas sentíamos que el proyecto iba agarrando sentido y que habíamos logrado traspasar el conocimiento jurídico que obtuvimos en el aula a las personas y que la gente terminaba las reuniones un poco más empoderada”, indica Werner Bucarey, uno de los ganadores. “Las personas conocieron parte de sus derechos y deberes como ciudadanos y en especial aquellos que afectan directamente su calidad de vida como es el derecho urbanístico y las distintas ramas que abarcamos”, concluye.

 

Aprendizaje cruzado

En Colombia, el equipo presentó el proyecto ante los estudios Dentons Cárdenas & Cárdenas; Baker & McKenzie; Macías Gómez asociados y Gómez Pinzón Zuleta. De esa manera, se cumplió otro de los objetivos del viaje, que es brindar una oportunidad para que el equipo trabaje sus habilidades de expresión y así mejoren su desarrollo profesional.

??????????“Fue una tremenda experiencia porque nos permitió comparar cómo es el trabajo pro bono allá en relación con Chile. Si bien hay varias similitudes, hay diferencias, entre ellas el que en Colombia el pro bono está más institucionalizado porque parte en la universidad, integrado al plan de estudio. Ello es súper relevante porque permite a los abogados a que nunca pierdan el contacto con la comunidad, queda en su ADN”, dice Paulina Ortiz, miembro del grupo.

“Si bien el proyecto conllevó mucho tiempo y trabajo, fue una experiencia muy enriquecedora, lo que agradecemos también a la Fundación, pues nos dio el empujón para comenzar a desarrollar algo. Queremos seguir trabajando en nuestro proyecto, empezar con nuevas comunidades, trabajar con nuevos actores y lo estamos logrando”, concluyó Werner.